martes, 25 de marzo de 2008

Robando dinero público para un templo

Cartón de Falcón. 
Diario Público-Milenio, 
25/03/08.

El Gobernador de Jalisco ya dejó caer el último velo del pudor. No sólo confunde sus creencias religiosas con su rol público, sino que además se hace bolas con la diferencia entre el manejo privado de su dinero y el uso del arca pública. Como todo eso está en una sola dimensión, él se hace cargo de satisfacer sus caros gustos con dinero que dice ahorrar del gasto gubernamental. Y vaya que salen caros sus lujos.

Él lo que quiere es ser amigo del Arzobispo, tener un lugar en primera fila en su Iglesia y morir sabiendo que el dinero que pasó por sus manos se fue como diezmo para construir un ostentoso palacio para el ala católica más equivocada. Sus gustos cuestan millones y su sueldo es a todas luces insuficiente, por lo que se ha visto en la penosa necesidad de idear ingeniosas formas de robar con eufemismos que confunden su razón y le dejan la conciencia tranquila. Él no roba, él usa dinero ajeno para agradar a su dios.

El 24 de marzo se lució el Mandatario jalisciense. Con la mano en la cintura, pasando por encima de los preceptos constitucionales que le dan forma al Estado mexicano, el nada aventajado en conocimiento teologal pero muy aplicado besaíconos católicos, entregó un cheque por 30 millones de pesos como adelanto de los 90 que pondrá para que se construya un macrotemplo turístico de un grupo religioso privado (el adjetivo es redundante, pero hay quienes han olvidado que la religión pertenece a esa esfera).

Su proceder genera sospechas fundadas, pero más allá de las elucubraciones sobre el irregular uso del dinero, el hecho grave es que un Gobierno elegido constitucionalmente, con las reglas del juego de un Estado laico modelado con sangre, se dedica ahora a construir un monumento a los mártires que se opusieron a esas normas. Eso significa que el Gobernador es culpable de que el Estado renuncie a ese deber de imparcialidad necesarísima para proteger, precisamente, la libertad religiosa. No logra entenderlo, por más que se le explique, y paso a paso, este hombre está delineando el verdadero rostro de su proyecto político: bajar a un dios de las alturas y hacerlo reinar con burocracia eclesiástica sobre los que quieran y los que no se dejen.

(Fragmento de artículo mío publicado en Mural, 25/03/08)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

eres la misma Ivabelle? No parece. Se te lee rabiosa, desenfocada, y fuera de lugar. Que haces con esos pseudo periodistas.

DDLM's. dijo...

it's not sotheby's, it's DDLM's:

http://mx.youtube.com/watch?v=ByMXvaeAt38

best regards, DDLM's.